Seleccionar página

Cerrajeros Baratos
La importancia de mantener las bisagras de las puertas en buen estado es vital para el correcto funcionamiento de la misma, al no lubricar las bisagras la puerta comenzará a presentar una serie de fallas que serán bastante molestas.
A continuación te decimos cómo hacerlo, sin necesidad de recurrir a un tercero ni gastar altas sumas de dinero.
La lubricación permite que las bisagras tengan más duración y no ocasionen ningún problema, como sonidos incómodos al abrir o cerrar la puerta, no permite que la puerta se ponga pesada y dura para abrirla o cerrarla, evita que se oxiden, etc.
Para poder mantener tus bisagras en buen estado y funcionando a la perfección te recomiendo que utilices aceite/oleo multiusos 3 en uno, muy conocido, puedes encontrarlo en cualquier ferretería.
Pasos para lubricar bisagras
Comprar un lubricante, te recomiendo que compres el 3 en 1 Aceite/Oleo multiusos.
Si no quieres comprar un lubricante, estos aceites naturales también servirán para lubricar tus bisagras: aceite de oliva, de canola o de coco.
Busca la clavija de la bisagra.
Una vez que encuentres la clavija retírala para ser lubricada.
Muchas veces si la clavija está oxidada costará muchísimo retirarla, para esto utiliza un destornillador o un poco de PB blaster.
Aplica el lubricante que tengas a tu alcance, directamente en los lugares de donde sacaste cada clavija y también por toda la bisagra para que sea mayor el efecto de lubricación. De una a tres gotas de lubricante es suficiente.
Ve probando la puerta mientras aplicas el lubricante para que penetre muy bien por toda la bisagra.
Cuando estés seguro del buen funcionamiento de la bisagra, después de aplicar el lubricante, inserta la clavija y asegúrate de que quede fija.
Limpia la bisagra con un trapo viejo para quitar la mugre que sale de ella. Recuerda que la acumulación de suciedad es lo que hace que la bisagra presente problemas y se oxide más rápido, haciendo que su vida útil sea más corta.
Consejos para lubricar una bisagra
Procura empezar lubricando con una gota de aceite, ve añadiendo más solo si es necesario, debido a que puedes hacer un desastre de aceite y te costará limpiarlo.
Considera utilizar guantes, trata en lo más mínimo de tocar el lubricante con las manos.
Procura no causarte heridas graves con un material oxidado, de ser así asiste de inmediato al médico.
Si las bisagras están en muy mal estado es preferible que las cambies por completo.
Si la bisagra está bien y la clavija está oxidada no cambies la clavija, esta se oxidara rápido y tendrás el mismo problema con la puerta. Para este caso procura lubricar mensualmente las bisagras hasta que deban ser cambiadas por completo junto con las clavijas.
Procura que el aceite que vayas a colocar tenga una boquilla adecuada para la ocasión, de manera que evites los desastres innecesarios de aceite.
Ten a la mano toallas de papel.

Una vez aplicado esto podrás lubricar y cuidar el estado de las bisagras de tu puerta sin necesidad de llamar a un especialista.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies